Sangrado de impresión ¿Qué es y por qué es importante ajustarlo correctamente antes de enviar a imprenta?

Sangrado de impresión para imprenta

Al momento de imprimir adecuadamente nuestros diseños es fundamental agregar un margen de seguridad en cada lado para prevenir recortes en el fondo, en las imágenes u otros problemas con el formato final.

Esta zona de seguridad es conocida habitualmente como sangre o sangrado de impresión.

Enviar a imprenta un archivo definitivo sin sangrado, puede traernos inconvenientes con el resultado final, además, dificulta el trabajo a la imprenta ralentizando el proceso de impresión.

Por tal razón, es esencial conocer cuántos mm de borde debemos dejar y de qué manera podemos aplicar el sangrado correctamente a nuestros diseños.

¡Empecemos!

¿Qué es el sangrado de impresión?

El sangrando de impresión es el margen de seguridad que debe agregarse a cualquier diseño antes de enviarlo a imprenta. Al ampliar unos mms del borde al tamaño del diseño previenes que la guillotina deje filos blancos cuando realice el corte.

Ya sea que prefieras solicitar tus impresos a una imprenta online o tradicional, el área de sangrado variará dependiendo del tipo de producto y material que utilice la imprenta.

En este caso, vamos a ver el sangrado para imprimir lonas publicitarias.

Concretamente, estamos ante una lona impresa en la que se le aplicará ojales de policarbonato en las cuatro esquinas.

Por lo tanto, el margen de sangrado de impresión es toda la parte pintada en azul como indica el documento.

Ejemplo sangrado de impresión

¿Por qué es tan importante el sangrado de impresión para una imprenta?

En el mundo de las artes gráficas, el sangrado de impresión es crucial para prácticamente todos los productos de impresión en papel, ya sean lienzos, tarjetas de visita, carpetas de presentación y todos los tipos de lonas publicitarias.

Pese a que los avances tecnológicos han mejorado significativamente la precisión de las guillotinas, no siempre es posible realizar un corte perfecto.

Establecer un margen de seguridad es esencial, ya que nos garantizará obtener una impresión libre de líneas blancas en el formato final evitando recortes en el diseño o textos al imprimir.

Ejemplo de mal sangrado de impresión

¿Todos los trabajos impresos necesitan sangrado de impresión?

Solamente los impresos que contengan elementos de diseño que lleguen hasta los bordes de la página requieren sangrado. Por ejemplo, los fondos de color e imágenes mientras que los diseños con fondo blanco no tienen por qué preocuparse por el sangrado.

Esto puede verse sobre todo en libros, dado que sus páginas interiores generalmente tienen el fondo blanco, por lo tanto, no requieren sangrado ni tampoco necesitan aumentar el tamaño del documento para obtener una buena impresión.

Pero, si nos vamos a la cubierta del libro entonces el sangrado puede ser importante si la misma contiene fondos con color o imágenes que lleguen hasta el borde, siendo necesario agregar un sangrado para evitar imágenes recortadas y líneas blancas en el borde.

¿Qué debe medir el sangrado de impresión?

Las medidas varían en función del diseño y el acabado que estés buscando, lo más recomendable sería ponerse en contacto con la imprenta en la que desees sacar tu diseño para conseguir un excelente resultado.

Lo habitual es dejar entre 2 a 3 mm de distancia en impresiones digitales u offset. Para impresión gran formato se aconseja dejar una medida de 5 mm del borde y si se trabaja con troquelado es necesario de 5 mm a 10 mm de margen.

Aquí tienes un ejemplo sobre cómo el margen de sangrado de impresión va a depender del acabado que necesites y del proyecto.

El margen a tener en cuenta para lonas con ojales es el siguiente:

Por qué es importante el sangrado de impresión

¿Cómo añadir el sangrado de impresión para enviar a la imprenta?

El sangrado puede añadirse mediante las opciones de sangrado dentro de la configuración del archivo.

Veamos cómo añadir el sangrado en los programas de diseño gráfico gratis y de pago más utilizados:

Sangrado Indesign

En Indesign, comenzaremos dirigiéndonos a “Archivo” > “Nuevo” > “Documento” donde encontraremos diversos apartados para indicar los márgenes del archivo, el tamaño y entre otros parámetros, después, en la parte final veremos la opción “Sangrado y anotaciones”, justo aquí podemos indicar que queremos dejar un margen de 3 mm.

En caso de que ya tengas creado tu proyecto, y simplemente quieras agregar el sangrado InDesign, dirígete a “Archivo” > “Ajustar documento” e introduce 3 mm de margen en el recuadro de sangrado.

Sangrado en Illustrator

En Illustrator, si queremos elaborar un nuevo diseño con sangrado en Illustrator debemos entrar en “Archivo”> “Nuevo”. Después, introducimos el tamaño del documento y colocamos el sangrado de 3 mm por cada lado en los campos de sangrado.

Si ya tienes creado el archivo y solamente quieres agregar el sangrado, ve a “Archivo”> “Ajustar documento” y agrega los 3 mm de borde en el apartado de sangrado.

Una vez añadamos el sangrado, veremos una línea roja alrededor del documento que te indicará hasta donde debes estirar las imágenes y fondos.

Sangrado PhotoShop

PhotoShop es un programa diseñado para crear ilustraciones y dar retoques a imágenes, también sirve para añadir el sangrado a un proyecto. Para hacerlo debes crear un archivo expandiendo las medidas de cada lado en 3 mm.

Por ejemplo, si vas a diseñar un folleto con tamaño A5 (148 x 210), lo ideal sería que crearas un documento de:

Alto: 3 mm + 3 mm + 148 mm base = 154 mm del formato final.

Ancho: 3 mm + 3 mm + 210 mm base = 216 mm del formato final.

En caso de que hayas creado previamente el documento, puedes realizar el sangrado en PhotoShop ampliando el tamaño del lienzo. Para realizarlo, dirígete a “Imagen” > “Tamaño del lienzo” y añade 6 mm tanto en la altura como en la anchura del documento.

De este modo, habrás agregado exitosamente 3 mm de margen a cada lado del diseño.

Asegúrate de no ampliar la imagen, sino de expandir el espacio de los lados para poder establecer unas líneas de corte correctas y así la guillotina pueda cortar el diseño sin recortar la imagen ni dejar bordes blancos.

Conclusión

Definir el sangrado de impresión es un paso realmente sencillo, sin embargo, tiene una gran importancia al elaborar productos de impresión profesionales con buen acabado y de gran calidad.

Es fundamental no olvidarnos de esta área en nuestros diseños impresos. Solo así, facilitaremos el proceso de impresión y conseguiremos un buen resultado en folletos, lonas, tarjetas de visita y lienzos.

¿Conocías la importancia del sangrado de impresión? ¿Ya aplicaste este margen de seguridad a tus diseños?

¡Déjanos un comentario contando tu experiencia!

Compartelo en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam.Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..

Open Print solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield". Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

No hay Comentarios en Sangrado de impresión ¿Qué es y por qué es importante ajustarlo correctamente antes de enviar a imprenta?